Psicología olímpica para emprendedores

Al igual que los mejores atletas que compiten en los Juegos Olímpicos, necesitas tener tu mente en el juego cuando intentas crecer tu negocio y tu marca.

Ser mentalmente fuerte es tan importante para alcanzar el éxito como el entrenamiento constante, asegura el ex jugador de tenis y entrenador psicológico Steve Siebold, quien ha trabajado con atletas como Andre Agassi. Siebold dice que las mismas estrategias psicológicas que ayudan a los atletas de alto rendimiento sobreponerse a los tiempos difíciles pueden ayudar a los emprendedores a perseverar y convertirse en grandes empresarios.

Te presentamos tres de ellas que debes adoptar hoy mismo:

Recuerda el por qué
Los mejores atletas no derraman sangre, sudor y lágrimas por el dinero, la fama y la gloria. Similarmente, muchos emprendedores no lanzan su negocio sólo para ser ricos: Lo hacen porque creen en su idea de negocios y en su capacidad para hacerla realidad. Cuando los rigores de ser un emprendedor parecen ser demasiados, reenfócate en por qué iniciaste tu negocio en primer lugar. Visualiza la adrenalina que sentiste cuando empezaste a crecer o cuando conseguiste a tu primer cliente.

“Cuando estaba perdiendo en tenis, lo que me permitía seguir no era ganar o perder. Era el juego en sí”, dice Siebold. “Los emprendedores verdaderamente exitosos son los que no se dejan vencer, los que siguen despiertos a las 3 a.m. pensando cómo hacer mejor su negocio o cómo superar un obstáculo”.

Sé una máquina de aprendizaje
Desde observar las cintas de las actuaciones de sus competidores hasta leer libros sobre cómo mejorar su técnica, los jugadores olímpicos están deseosos de obtener aquellos conocimientos que les ayuden a ser aún mejores. Los dueños de negocios necesitan tener el mismo apetito voraz por recibir información que mejore su competitividad, señala Siebold.

Esto significa estudiar las acciones de la competencia, leer acerca de nuevas técnicas de marketing o de administración y estar al corriente de los nuevos desarrollos tecnológicos en tu industria.

“Cuando entrenaba a Agassi (en fortaleza mental), le sugería que se moviera tres pulgadas en su posición, a pesar de que yo no era su entrenador de tenis. Pasábamos semanas hablando sobre ello, pero al final hizo el cambio y mejoró su juego”, dice Siebold. “Si los emprendedores pusieran ese tipo de atención al detalle y mejoramiento continuo, e hicieran esos pequeños cambios, los resultados finales serían muy favorecedores”.

Mantén la cabeza fría en el conflicto
La competencia es, por naturaleza, una forma de conflicto. Cualquier jugador olímpico quiere ganar la medalla de oro, pero sólo uno puede ganarlo. Los entrenadores y sus atletas puede que no siempre lo vean así. Pero son esos mismos conflictos los que dirigen a los atletas a sus mejores niveles de desempeño. Siebold afirma que es importante no esquivar el conflicto en tu negocio, asumiendo que eres invencible. En lugar, enfócate en tu habilidad de trabajarlo, sin dejar que tu ego o tus emociones se lleven lo mejor de ti.

“Una vez que empieces a creer que eres el mejor y que eres un genio es probable que no estés en lo cierto”, añade. Mejor, mantente alerta y preparado, porque siempre hay un competidor que espera quitarte tu lugar.

http://www.soyentrepreneur.com

………………………………………………………………………………..

5 pasos para una desarrollar una estrategia de redes sociales exitosa

Tener una estrategia en redes sociales ha cobrado una mayor relevancia para una gran diversidad de negocios en todo el mundo. Desde los grandes corporativos multinacionales hasta pequeños comercios locales han logrado, a través de las redes sociales, generar beneficios importantes y comunicarse con sus clientes de una manera dinámica y proactiva.

Sin embargo, es importante remarcar que las redes sociales son sólo una herramienta, no un fin. Son un medio que nos permite acercarnos y comunicarnos con nuestros clientes y por ningún motivo remplazan el valor agregado de nuestro producto.

Así pues, aunque las redes sociales son muy importantes y definitivamente cuentan como un factor imprescindible para mantenerse vigente en un entorno cada vez más digital y competido, deben estar integradas a la organización y aspirar a ser solamente parte de nuestro marketing, comunicación y nuestros recursos.

Dicho lo anterior, quiero dejarles 5 pasos que considero importantes a la hora de desarrollar una estrategia de redes sociales:

DEFINE TUS OBJETIVOS

Debes tener en mente los principales objetivos no para tu programa de redes sociales sino en general para tu organización. Para identificar exitosamente las herramientas y plataformas acordes a las necesidades de tu organización, producto y marca, debes de conocer a donde quieres llegar en el corto, mediano y largo plazo.

De igual forma, conviene definir las oportunidades de marketing más importantes, tales como próximas promociones, ventas, patrocinios, etc. Una visión atinada en tus objetivos te da la ventaja de poder escoger adecuadamente las herramientas y plataformas que más se ajusten a tus necesidades.

CONOCE A TU AUDIENCIA

Esto implica considerar a la gente con la que te quieres comunicar, clarificando las necesidades, percepciones y deseos de tu audiencia, enfocándote en descubrir dónde pasan el tiempo on-line.  En la medida que conozcas a tu audiencia lograrás crear contenido de alta resonancia para la misma, confrontar puntos sensibles en aras de construir confianza, generar empatía y posicionarte como una referencia o fuente de contenido importante.

DEFINE EL TEMA GUÍA DE TU ESTRATEGIA

Una vez que has identificado a tu audiencia, debes considerar cuál es el rol que quieres que ellos jueguen contigo. ¿Cuál es el tema de tu campaña o estrategia? Generalmente, se puede reducir a uno de los siguientes tres tópicos: 1) Recordación de marca 2) Generar Ventas 3) Construir Lealtad. Es esencial enfocarse sólo en uno de estos puntos. En la medida que se conserve la consistencia y la simplicidad el éxito es mucho más probable.

CONOCE TUS RECURSOS

Define tus activos actuales (Websiteblogs, canales de redes sociales, apps, etc), así como los activos potenciales que podrían añadir un valor agregado, averiguando su efectividad, ya sea  si has tenido oportunidad de hacer iniciativas de marketing previas o analizando las campañas de tu competencia.

De igual forma, es muy importante conocer los recursos con los que cuentas tales como presupuesto, tiempo, personal y tecnología.

IDENTIFICA LA TECNOLOGÍA MÁS ADECUADA

Descubrir las herramientas más adecuadas es esencial para llegar a tu audiencia y aprovechar tus recursos de la mejor manera. Aunque podríamos platicar durante varias columnas de una gran cantidad de herramientas específicas, una manera fácil y práctica de guiarte en el proceso de identificación y selección de las tecnologías más adecuadas es preguntarle a tu comunidad. ¿Qué les gusta usar? ¿Cómo les gustaría comunicarse con tu organización?

Explícales de forma sencilla a dónde quieres llegar y pregúntales cual es el camino que más les gustaría tomar para llegar ahí. Aquí hay una lista básica de algunas herramientas.

ESTABLECE MEDICIÓN Y MONITOREO

Definitivamente, es esencial establecer métodos y herramientas de medición y monitoreo. Aquí se incluyen desde las cosas más evidentes que quieras saber, como el número de visitantes a tu sitio web, seguidores en Facebook o los suscriptores de correos electrónicos, pero también se incluyen las métricas basadas en la funcionalidad de las herramientas elegiste y cómo medirás su éxito.

La información que obtengas y analices de la interacción con tu audiencia contigo es muy valiosa. Ésta te permitirá evaluar el progreso, no sólo de la estrategia en sí, sino de todo el proceso.

Las redes sociales definitivamente seguirán evolucionando y los hábitos de las audiencias cambiarán. Es por es que considero muy importante el mantenerse actualizado y constantemente saber que hay “allá afuera” y que puedo utilizar en beneficio de mi organización.

Por Carlos Luer
Twitter: @carlosluer

http://www.merca20.com

………………………………………………………………………………..

7 errores que no puedes cometer en una landing page

Dentro del ámbito de la mercadotecnia online, se conoce como landing page (página de aterrizaje) a un sitio en internet al que un usuario llega después de haber pulsado algún enlace situado en alguna otra plataforma en la web.

En la mayoría de los casos, este espacio es una extensión de un anuncio de promoción, donde se explica más a detalle la oferta del producto o servicio al que se le quiere dar difusión.

Uno de los elementos más característicos de este tipo de portales, es el “call to action”, es decir, la “orden” o sugerencia que se le hace al usuario a través de la información que este portal hospeda para comprar, descargar, leer, escuchar, inscribirse o visitar algún contenido.

De esta manera, este tipo de espacio constituyen una herramienta ideal y de suma importancia para dar promoción a una marca, producto o servicio de manera personalizada gracias a estrategias de e-mail marketing, por ejemplo.

En este sentido, el diseño, el contenido y las facilidades de navegación que se ofrezcan a los usuarios serán factores clave para asegurar el éxito de esta página de aterrizaje.

Por esta razón, compartimos contigo los siete errores más comunes que no se deben de cometer al momento de diseñar una landing page:

1.-Incluir enlaces que no conducen a ninguna parte

Si la intención es invitar a los usuarios para que descarguen, visualicen o lean algún tipo de contenido, es importante asegurarse que los enlaces con los que se vinculan estos materiales no sean páginas eliminadas o que contengan algún tipo de error. Es importante comprobar y optimizar estos elementos para ofrecer una buena experiencia de navegación a los visitantes.

2.-Exagerar en el uso de elementos

Con la intención de hacer destacar la página de aterrizaje, se comete el error de integrar a la misma muchos elementos que parecen ser “llamativos”. Utilizar demasiados colores, diversos y diferentes elementos animados (GIF), el uso de ventanas emergentes y saturar de información, serán elementos que dificulten el entendimiento del mensaje y la navegación por este espacio en línea. Recordemos que a veces menos es más.

3.-Utilizar imágenes con baja calidad

Esto denotará poco interés en la experiencia del usuario y hablara mal de la marca el producto o servicio que se promocione. Lo mejor es conocer las medias óptimas para cada espacio en la web y ajustar las imágenes para que siempre luzcan lo mejor posible.

4.-No especificar la intención de la página

Si un usuario es redireccionado a una landing page y no encuentra más que la oración “descarga aquí”, es probable que no se genere el interés necesario para que este realice la acción que se espera. Lo recomendable es destinar un pequeño espacio de la página para dar algo más de información a los visitantes de la misma y generar interés.

5.-Ofrecer algo diferente a lo que se ofrece

Utilizar un anuncio que prometa algo que la landing page no ofrece es un error que puede provocar la desconfianza de los usuarios. Utiliza mensajes que logren captar la atención de los internautas interesados y amplía la información en la página de aterrizaje, pero nunca engañes a la audiencia.

6.-No optimizar el tiempo de “carga” de la página

Como ya se menciona anteriormente, además de que impiden el correcto entendimiento del mensaje que se quiere dar, incluir gran cantidad de elementos puede ser un factor para importante para que las webs tarden en cargar. Este es un punto a evitar, recordemos que los internautas y la propia dinámica que internet implica, dan un valor importante a la rapidez con la que adquieren la información que buscan.

7.-Nunca agradecer a los usuarios

Si un usuario completa la acción que se busca inducir la landing page, es importante mostrarse agradecido. Esto hablará del compromiso e interés que la marca tiene con sus consumidores.

Por: Fernanda González

http://www.vuelodigital.com/

7 claves para desarrollar un buen plan de comunicación para pymes

Como bien indica Juan Luis Manfreditodas las empresas comunican. No es mi objetivo aquí indicar cómo se hace un buen plan de comunicación para una pyme. En esta ocasión, quiero presentar algunas preguntas que cualquier responsable de una empresa u organización, independientemente del tamaño de la misma, deberesponderse antes de lanzarse a implantar un plan de comunicación. Son, en realidad, puro sentido común: unas cuestiones muy sencillas que le ayudarán a centrar el tiro desde el principio y mejorar claramente la eficacia del plan.

  • ¿A qué objetivo de negocio queremos servir con el plan de comunicación?Un ejemplo podría ser “para vender más”, pero podrían ser muchos otros, como “mejorar la percepción de calidad de mis clientes” o sencillamente “comprometer más y mejor a mis empleados con el negocio”.
  • ¿A qué público objetivo nos vamos a dirigir? En función de la respuesta a la primera pregunta determinaremos qué públicos son los más importantes. El plan de comunicación puede estar dirigido a clientes, empleados, accionistas, socios, proveedores, administración pública, organizaciones no gubernamentales, etc. Obviamente puede estar dirigido a varios colectivos al mismo tiempo, aunque seguramente tendremos que matizar después el mensaje que queremos transmitir a cada uno y diferenciar los canales para cada colectivo. Como decíamos al principio, es muy importante centrar el tiro, porque después tendremos que desarrollar mensajes y contenidos y asignar un presupuesto.
  • ¿Qué queremos transmitir a ese público objetivo? Aquí se trata de determinar el mensaje. Para que sea efectivo debe ser concreto y, sobre todo, relevante para quienes van a recibirlo. Es la única forma de que tengamos alguna posibilidad de que nos tengan en cuenta. No olvidemos que nuestro mensaje tiene que competir con una verdadera avalancha de información corporativa y comercial de millones de marcas que luchan por hacerse su hueco en el mercado y en la mente de nuestro cliente. Si queda alguna duda, no hay más que repasar las estadísticas que indican que cada persona recibe diariamente miles de mensajes comerciales a través de los medios de comunicación, las redes sociales, los soportes exteriores, etc.
  • ¿A través de qué canales vamos a comunicar? Dicho de otra forma: ¿quéherramientas de comunicación vamos a utilizar? Aquí hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales: el público al que nos dirigimos y lo que le queremos contar. Por ejemplo, si queremos llegar a muchísima gente con un mensaje muy innovador e interesante, seguramente podemos utilizar a los medios de comunicación, siempre ávidos de este tipo de contenidos (desde una simple nota de prensa hasta el uso de las redes sociales). Si queremos transmitir un mensaje muy comercial (una oferta concreta para un público muy concreto), seguramente la mejor opción podría ser la publicidad en medios locales (desde una guía de servicios de un polígono industrial, hasta una cuña en la radio, por poner dos ejemplos muy habituales en el entorno local). Si lo que queremos es intensificar la relación con nuestros clientes, quizás debamos recurrir a un evento. Alternativas hay muchas. Se trata de elegir la más conveniente para nuestro propósito.
  • ¿De cuánto presupuesto disponemos? Aunque existen multitud de posibilidades para desarrollar acciones de comunicación a coste cero (por ejemplo, a través de redes sociales), lo normal es que tengamos que realizar alguna inversión. Esta deberá ser proporcional al retorno que queremos conseguir. Si queremos que nuestra marca sea conocida por cientos de miles de usuarios, tendremos que disponer de dos ingredientes básicos: la imaginación (a veces una buena campaña de marketing viral hace milagros a costes realmente muy bajos) y/o presupuesto.
  • ¿Cómo vamos a medir el éxito de este plan de comunicación y, por tanto, el retorno de la inversión? Responderse a esta pregunta antes de haber lanzado el plan de comunicación es fundamental. Si la respuesta es obvia, seguramente enfocaremos desde el principio muy bien nuestro plan. Si no sabemos cómo hacerlo, las posibilidades de desenfoque son muy grandes.
  • ¿Tenemos en nuestra empresa las capacidades para llevar a cabo este plan? Muchas de las herramientas de comunicación precisan de un personal especializado que normalmente no está disponible en una pyme. En esos casos, es importante echar mano de una agencia que ayude tanto en el diseño del plan como, sobre todo, en la ejecución del mismo. De nuevo, para ello es importante disponer de presupuesto.

Por Rafael Ortiz

http://www.contunegocio.es/comunicacion/7-claves-desarrollar-buen-plan-comunicacion-pymes/

………………………………………………………………………………….

5 consejos para utilizar los social media como canales de atención al cliente

Gracias a las nuevas tecnologías y a las plataformas que laweb ofrece hoy en día, cada vez más empresas están utilizando las redes sociales como un canal de suma importancia para establecer canales de comunicación y retroalimentación con sus consumidores.

Las diversas herramientas que facilitan el intercambio de información y los bajos costos que las estrategias implementadas en estas tienen, han permitido que el entorno social media se convierta en más que una simple ventana para promocionar un producto o servicio.

En la era 2.0 todo tiende a “socializarse” y la atención al cliente no ha sido la excepción. Cada vez son más las compañías que han tomado la decisión de ofrecer este beneficio a sus consumidores mediante las diferentes redes sociales que internet pone a su alcance, obteniendo grandes beneficios inmediatos, económicos y de efectividad.

Si bien utilizar las comunidades digitales como plataformas para brindar una buena atención a los clientes es una estrategia bastante redituable para las compañías y los consumidores, también es cierto que son medios poco explorados.

En este sentido, te presentamos cinco consideraciones a tomar en cuenta para utilizar de manera exitosa los diferentes medios digitales como plataformas de atención al cliente:

1.-Proyectar una imagen humana de la marca

Uno de los grandes beneficios que los medios digitales ofrecen es el de generar contactos en términos de relaciones y vínculos a escala humana, lo que permite a las marcas tener una presencia online con un carácter más personal y hacer sentir a los consumidores que sus consultas son recibidas y atendidas por personas.

Este hecho permite construir un nuevo canal de comunicación corporativa mediante el cual se puede optimizar la experiencia del cliente con la marca. En este sentido, humanizar a la marca y aprovechar esta fortaleza en los servicios de atención al cliente se convierte en un punto importante a considerar. Es recomendable, mostrar los nombres y rostros de las personas que se encuentran detrás de este servicio.

2.-Comprobar que la clientela es afín a los medios digitales

Es importante conocer los hábitos e intereses de los consumidores para ofrecer servicios que satisfagan sus necesidades. Si la mayoría de los consumidores que son leales a la marca no están familiarizados con el entorno social media, no tiene ningún sentido establecer estrategias de atención al cliente en los medios digitales.

3.-Valorar la relevancia de la marca en social media

Existen diversas herramientas que permiten conocer el impacto y la presencia que una marca tiene en las diferentes plataformas digitales. Conocer estos datos, analizarlos y evaluarlos, servirá como un parámetro para decidir si es una buena opción ofrecer este tipo de servicios a través de la red.

4.-Atención en tiempo real, con tiempo para pensar

Una de las características más destacadas de las diferentes redes sociales, es la rapidez con que se pueden comunicar los actores que en estas interactuan. Si se decide atender a los clientes a través de los medios sociales, es importante tomar en cuenta que este servicio tendrá que ser rápido y pertinente, por lo que es necesario formar y capacitar al personal que ofrecerá esta atención para que las soluciones que se den sean útiles para los consumidores.

5.-Crear cuentas especiales para este servicio

Los especialistas recomiendan crear perfiles especializados de atención al cliente, que se diferencien claramente de otras cuentas de la empresa en las diferentes redes sociales. Esto dará un toque de profesionalismo y especialización en las estrategias que se implementen en este sentido.

Por: Fernanda González

http://www.vuelodigital.com

¿Cómo manejar un despido en tu Pyme?

Conformar un equipo de trabajo para tu empresa es una labor que genera expectativas, sin embargo, puede ocurrir que entre los miembros de tu equipo exista algún integrante que dificulte la operación o que incurra en conductas poco favorables para el negocio.

 

Aunque consideres que una mala actitud es motivo suficiente para terminar con esa relación laboral, es importante que tomes en cuenta que en México sólo hay 15 causales de recisión admitidas por la Ley Federal del Trabajo en su artículo 47.

Las conductas que se admiten como motivos válidos para un despido implican acciones como robo, agresiones a compañeros, descuidos que pongan en riesgo la seguridad de la empresa y difusión de información confidencial.

Si el patrón no reporta el despido por escrito en los siguientes 30 días a que ocurra alguna de estas conductas antes de un mes, la causal de despido expira; es decir, en caso de robo o agresión la conducta debe probarse antes de que transcurran 30 días.

El primer error que un emprendedor puede cometer es despedir a un colaborador de manera abrupta por alguna disputa. Un estudio de la consultoría en recursos humanos Hay Group señala que la mayoría de los líderes mexicanos aplican una dirección coercitiva y autoritaria, lo que puede generar problemas al momento de terminar una relación laboral.

“Antes de formalizar la decisión del despido, el empleador debe analizar la conducta del trabajador, si ya no hay manera de que se logre un cambio favorable, el patrón deberá determinar si realizará el despido con base en las 15 causales de la Ley o si planteará un acuerdo”, señala Ricardo Martínez, socio del área laboral de Backer and McKenzie.

Un empleado que es despedido de manera injustificada (que la recisión no está basada en las causales previstas por la ley) tiene derecho a tres meses de su salario como compensación y 20 días de salario integrado por año laborado, además de sus partes proporcionales de aguinaldo, fondo de ahorro y vacaciones.

“Ninguna de las partes está obligada a realizar una negociación pero generalmente las empresas buscan pactar algún acuerdo”, señala.

Para el especialista, alcanzar un acuerdo es en muchas ocasiones la solución menos costosa, pues un juicio laboral tiene una duración promedio de cuatro años y los empleados ganan seis o siete de cada 10 casos que se presentan en los tribunales.

El Consejo de la Comunicación advierte que ocho de cada 10 despidos en Pymes se concretan en forma brusca y violenta, lo cual representa un riesgo de mermar los intereses de las compañías

Por ello, antes de tomar la decisión medita estos consejos:

1.- Analiza el costo: Haz un cálculo del impacto que podría tener en tu negocio mantener al elemento en cuestión y tratar de corregir las conductas poco favorable, si éste es mayor a la indemnización que por ley tendrías que otorgar, quizá sea mejor dejarlo ir.

2.- Mejora los procesos de contratación: La contratación es pieza clave para evitar la rotación de personal, asegúrate de contratar sólo a los mejores elementos.

3.- Escucha: Los empleados generalmente tienen inquietudes, muchas veces las malas actitudes están relacionadas con problemas familiares o de salud, toma tiempo para dialogar con tu equipo para detectar el origen de las fallas.

http://www.cnnexpansion.com/emprendedores

Mente sana, negocio sano

Quién de nosotros no ha pasado por la insoportable rutina. El ciclo de sentirse decepcionado por trabajar duro y desilusionado porque aquello parece no tener fin, nos debe llevar a reflexionar que siguiendo por ese camino no llegaremos a ningún lado y que sin duda existen formas de salir de ahí. Tus días no tienen porqué ser miserables, no tienes que sacrificarlo todo diariamente y tampoco es sano creer que el mundo no puede ser distinto para ti.

La luz en el camino es aprender las reglas básicas de la administración del tiempo. De hecho es la llave maestra para lograr un buen balance de vida que te permita tener crecimiento profesional al igual que mantener una vida sana para ti, tu familia y tus amigos.

1. Distracciones: Aquí está la fuente de muchos de los problemas. Juntas inútiles, llamadas no planeadas, interrupciones ilimitadas, quizás tengas un jefe autocrático que no te deja ni respirar, o estás rodeado de un equipo inmaduro que espera que los lleves de la mano y que les soluciones la vida mientras tu escritorio continua almacenando pendientes, chamba y más chamba. Además de estos factores externos, piensa si no te la pasas contestando cuanto mail te llega, si te encanta ser “el campeón de las redes sociales” subiendo, leyendo y comentando todo lo que pasa por ahí o si cada vez que vas al baño o por un cafe, esto se torna un vuelo con escalas en vez de un eficiente pasaje redondo.

2. Mantenerse en forma: Debes hacer un alto en el camino para recordar que el cuerpo que tienes es para toda la vida, así que por favor cuídalo. Justificar que no comes bien, que no haces ejercicio o que duermes poco porque tienes mucho trabajo, es como decirte a ti mismo que no te importa tu salud y que estás perfectamente dispuesto a asumir las consecuencias. Si quieres rendir más, aprende y disciplínate a cuidar la maquinaria más preciosa que tienes y dale mantenimiento permanente con buenos hábitos de vida.

3. Desarrollo: Con cuerpo y mente sana, estás listo para entrar al campo de batalla. Enfócate siempre en atender lo importante y no sólo lo urgente. Asigna prioridades a tus tareas, atiende las necesidades de tu equipo y de tus clientes, supervisa el negocio y no caigas en la tentación de desviarte de tus objetivos y metas por eventos de importancia menor. Ten un sólido plan de trabajo, que si bien no es una camisa de fuerza, te ayudará a controlar las desviaciones y a regresar siempre al curso definido.

Una recomendación básica es tomar una hoja y pensar que vives en el mundo perfecto y que tienes la oportunidad de definir tu Semana Ideal. Empieza por fijar horarios para levantarse, para comer sanamente, para hacer ejercicio, para estar con la familia y amigos y para descansar. Esto será la batería que cargue tu motor cada día.

Al final tendrás una agenda de bloques con espacios definidos, lo único que falta es tener el carácter para defender tu semana ideal. Depende de ti el permitir que se frustre o que pertenezcas al selecto grupo de personas que duermen de corrido y que se levantan con una sonrisa porque saben que hoy tendrán eso… un día ideal.

http://www.mundoejecutivo.com.mx

Entrenamiento olímpico para tus empleados

Al igual que los atletas olímpicos necesitan de buenos entrenadores para alcanzar su máximo potencial, también tus empleados de alto rendimiento necesitan coaching para lograrlo.

Como dueño de un negocio, es probable que pienses que no tienes tiempo extra para invertir en el crecimiento de tu personal o que ni siquiera es necesario. Pero la realidad es que no debes dejar a un lado esta labor a un lado. Cultivar con cuidado superestrellas en lugar de sólo dictar cómo quieres que se hagan las cosas, puede eliminar la falta de productividad y llevar a tu negocio a un ritmo rápido y constante de crecimiento. Te decimos cómo lo hacen los grandes entrenadores:

Afloja las cuerdas
Al igual que los mejores atletas, los mejores empleados necesitan flexibilidad para ejercitar sus talentos.

Dale a tu personal más sobresaliente las herramientas y el entrenamiento necesario para hacer el trabajo, pero no desmotives a que aporten nuevas ideas y mejoras en la empresa. Si tu máximo vendedor tiene un estilo de conversación que atrae a los consumidores o si tu administrador de almacén tiene nuevas estrategias de dirección de equipos, dales la autonomía de traer nuevas oportunidades y visiones a tu negocio.

Estira el talento, no lo tenses
En su libro Finding Your Zone, el psiquiatra deportivo Michael Lardon examina la importancia del dominio en sí mismo en el atletismo y en la vida real. Al igual que no enviarías a un atleta a un juego sin la preparación adecuada, no mandes a tus mejores empleados a hundirse en situaciones relacionadas con el negocio.

En lugar, asígnales tareas y proyectos que les ayuden a estirar sus talentos y no a abrumarlos. Completar una nueva tarea que incremente las habilidades o las ponga a prueba aumenta su confianza y motivación. En cambio, si la tarea va más allá de la capacidad del individuo y termina en fracaso, la confianza en sí mismo puede verse afectada.

Usa el método socrático
Cuando le dices a alguien que está haciendo algo mal, la respuesta por lo general es defensiva e inhibe la comunicación. Mejor usa el método socrático de aprendizaje al enfocarte en conversaciones y preguntas que lleven a un mejor entendimiento. En lugar de decir “Hiciste esto mal”, intenta “¿Cómo piensas que salió?, “¿Por qué piensas eso?”, “¿Hay otras formas de hacerlo que podrían tener mejores resultados?”

Esto permite que el empleado llegue a sus propias conclusiones y que analice la situación sin recibir críticas negativas.

Establece metas
Los mejores entrenadores establecen una meta general, al igual que otras pequeñas metas que se enfocan en el proceso de cómo alcanzarla.

Por ejemplo, Lardon trabaja con un saltador enfocándose en tres áreas que el atleta puede controlar. Para ganar una medalla de oro, el saltador tradicionalmente necesita saltar más de 2.30 metros. Para lograrlo se necesita tener la aceleración correcta antes de saltar, lanzarse en la marca óptima y de la forma correcta para alcanzar el nivel vertical más alto. Mientras que el saltador perfecciona esas áreas (las metas del proceso), incrementa su capacidad para llevarse a casa el oro (la meta de resultados).

De manera similar, puedes entrenar a tus empleados de alto desempeño para alcanzar las metas en el proceso necesarias para finalmente lograr esa venta importante o ese gran objetivo que perseguía la empresa.

http://www.soyentrepreneur.com

…………………………………………………………………………………

Trabaja por metas

Muchas veces el trabajo cotidiano llega a abrumarte y, conforme adquieres más responsabilidades, te colmas de tareas que no te permiten concentrarte ni avanzar. Esto puede alcanzar el punto de sentir que estás dejando de lado oportunidades valiosas, pues la carga laboral te rebasa. La solución: rompe el círculo vicioso introduciendo metas simples en tu planeación. A continuación algunas recomendaciones para lograrlo.

Cero tolerancia. Haz una lista de las cosas que puedes dejar de hacer, para que ese tiempo lo utilices en metas que son más importantes para tu negocio. Por ejemplo: no revises Twitter ni actualices tu perfil en Facebook entre una tarea y otra, tampoco escribas reportes que no te corresponden, ni respondas todos los correos electrónicos en el momento que llegan. Lo mejor es asignar un espacio específico para ello durante el día.

Regla de los tercios. Empieza a cronometrar tus tiempos. La meta: dedicar un tercio de la jornada a prospectar compradores potenciales, otra a ejecutar tareas del negocio, y el resto a brindar soporte a los clientes cautivos. La mayoría de los personas comete el error de enfocarse sólo en una o dos de esas áreas. Por lo que la recomendación es dedicar el tiempo suficiente a nutrir cada parte de la comunidad que conforma la empresa. Pregúntate: ¿cuál es tu punto débil y a qué parte no le estás prestando la atención suficiente?

Cinco personas a quienes agradecer. ¿Quiénes son tus clientes más importantes? Empieza a mandarles una nota regularmente para saber cómo van y de qué manera puedes ayudarles. Concéntrate en cinco a la vez, para que esto no te tome mucho tiempo. De tal manera que todos se sientan atendidos y, en un futuro, regresen el favor ya sea a través de una nueva compra o refiriéndote compradores potenciales. Pero cuidado, no seas demasiado insistente.

30 minutos de multimedia. Dedica media hora, dos veces por semana, a subir un video con un mensaje personal para tus clientes, colaboradores o prospectos. Esta sencilla práctica te puede ayudar a crear una mejor imagen de tu negocio y a encontrar nuevos contactos. El video no debe durar más de cinco minutos, así que primero escribe un guión breve para aclarar tus pensamientos y estructurar adecuadamente el mensaje.

Después, dirígete a la cámara (incluso la webcam de la computadora puede funcionar) y expresa tus ideas. Otra buena opción es entrevistar a tus colaboradores o clientes para que hablen sobre algún aspecto de la empresa; pídeles que platiquen sobre los logros que han obtenido a partir de que trabajan contigo o te compran, respectivamente, más que hablar acerca de tus productos o servicios. Eso le dará fuerza a tu mensaje.

10 respuestas al día. El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene la rutina de responder 10 cartas al día. Sigue su modelo y dale respuesta a este mismo número de mensajes de voz, correos electrónicos, posts de blogs o tweets. Este simple gesto motiva y genera mayor lealtad entre la comunidad que te rodea.

Divide tu día en tres: prospectar, ejecutar tareas del negocio y atender a tus clientes.

Tecnología para ser más eficiente

Estas herramientas te pueden ayudar a planear tu día de forma eficiente y a tener un mejor control de tus actividades.

LISTHINGS
Cuenta con un pizarrón virtual que te permite colocar listas de pendientes. También puedes compartir la información con otros usuarios.

EVERNOTE
Esta herramienta es ideal para tomar notas y actualizar los contenidos desde tu smartphone, tablet o lap-top.

ACTION METHOD
Te permite dividir las distintas tareas por pasos para que puedas realizarlas a medida que vas avanzando.

http://www.soyentrepreneur.com