El Marketing es tiempo y equilibrio

Vamos a empezar hablando de mezclas y cocina. No es que sepa mucho de esto, pero a uno que le gusta observar, llevo tiempo viendo, mirando, analizando un fenómeno, curioso al menos; o , quizás, no tanto.

La cocina se comporta como los mercados, claro. Creo que fue Kotler, cuando todavía no le había dado por cargarse  al Marketing ,el que nos habló del proceso hegeliano del mercado.

A una tesis, les sigue su antítesis y esto acaba en un síntesis…o algo así.

En la cocina, tras años de deconstrucciones, geles, humos y espumas; surge el slow  food , productos de temporada, de la zona, vuelta al producto local, al terruño.

El primero es técnica y el segundo es materia. (Parece una canción de Mecano)

Hay hinchas, integristas y buenos y malos cocineros en ambos bandos; bandos de los que necesariamente saldrá, ¿o ha salido ya?, una síntesis que  hará evolucionar, aunque no necesariamente a mejor, a la cocina.

A los de Marketing nos toca analizar y explicar esto y a las empresas adaptarse a esa “dialéctica” del entorno.

Otro fenómeno curioso, al menos para mi, es el de las mezclas. Si la innovación es mezclar cosas que ya existen de manera distinta, que dijo aquel; ahora tocan mezclas.

Hace años un grupo de gente, consultores y deportistas, pensaron que mezclar deporte y empresa no era mala idea, fue el origen de makeateam, empresa que hoy languidece entre la desidia de unos y otros; pero que marcó el camino de años de mezclas. Toreo y empresa, cocina y Management, flamenco y liedrazgo, quesos y ratones y por ahí…

Hace un par de semanas participé con el mítico Juanma Iturriaga @palomero14 en los fastos de la Winerun de Lanzarote y aunque nosotros nos dimos más al “Win” que al “Run”, la idea parte de una mezcla curiosa. Una media maratón (Deporte), a través de las bodegas de La Geria (Gastronomías). Se puede hacer corriendo, o parando en cada bodega a tomar un vino y picar algo (Esa fue nuestra opción)

La mezcla de Deporte, gastronomía y paisaje convierte a la Winerun en una media maratón distinta, han conseguido diferenciarse mediante las mezclas.

Ahora, tanto la dialéctica, como las mezclas tienen su lado oscuro (¡Qué sería de la vida sin lado oscuro!).

El de la dialéctica es el tiempo, interpretar los tiempos, porque si vas muy rápido en cualquier oscilación del péndulo, puede ser vanguardia o un zumbado haciendo el tonto.

Maurice Thorez un marxista francés dijo, hay que ir delante de las masas, pero no demasiado a riesgo de quedarnos solos haciendo aspavientos.

La opción de ir lento tampoco parece buena idea, salvo que quieras pasar a la posteridad por ser el que abrió el ultimo videoclub del barrio.

Por el lado de las mezclas pasa como con la paella, unos consiguen un manjar y otros echar muchas cosas al perolo, esperando que pase algo que nunca pasa.

Hay que encontrar el equilibrio de los ingredientes para que la mezcla sea la adecuada y el gin tonic no sepa a ensalada, por eso del pepino.

Pues eso, que el Marketing son tiempos y equilibrio.

Por: Manuel Sevillano

http://www.puromarketing.com

……………………………………………………………………………………..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s