Drogas en la oficina ¡Cuidado!

El problema del consumo de drogas no es exclusivo de los llamados “ninis” o delincuentes. Las adicciones en la población económicamente activa se presentan con frecuencia por varios factores, entre ellos, el poder adquisitivo, el estrés laboral, la presión social y el escape a su realidad, entre otros. Es lamentable que esto suceda entre hombres y mujeres productivas, pero lo peor es que afecta a su familia y al trabajo, ya que las personas bajo el efecto de las drogas son más vulnerables a cometer un delito o al estar sobrias, necesitar droga y no tener dinero para adquirirla, por ende, es un vicio costoso que obliga a muchos empleados a cometer robos a sus compañeros o a la misma empresa

En el ámbito laboral es absoluto que quien consume drogas afecta a la empresa, baja su productividad y se vuelve vulnerable a delinquir. Tal vez comience con hurtos pequeños a sus compañeros de objetos de valor, pero después puede cometer delitos a la empresa, desde el robo hormiga hasta el espionaje o fraude. Para el adicto lo importante es conseguir las sustancias tóxicas, sin importar el precio que sea. Otros, pueden perder todo interés por el empleo, familia u otras actividades y convertirse en una presa fácil para la delincuencia que intercambiará droga por labores para ellos, incluyendo desde volverse “dealers” o distribuidores, hasta participar en robos, homicidios o secuestros.

Así que dentro de las medidas de seguridad de todo empresario está certificar a su personal antes de ser contratado, incluyendo los exámenes antidoping y posteriormente, realizarlos de forma sorpresiva para verificar que no consuman drogas, así como el supervisar que no tengan  enriquecimiento ilícito.

[B]Focos rojos[/B]

• Se ha demostrado que los trabajadores que consumen drogas faltan más seguido al trabajo, de 2 a 3 veces más que el resto del personal.

• Son más propensos a sufrir o provocar daños en el lugar de trabajo.

• Piden dos veces más días de descanso o salir más temprano o faltar más de ocho días seguidos.

• Sufren falta de concentración, pérdida de interés por actividades laborales y fatiga constantes.

• Disminuye la calidad de su trabajo.

• Presentan cambios importantes en su apariencia como tener poca higiene, vestir inadecuadamente, utilizar lentes para sol dentro de la oficina para  esconder los ojos rojos, tienen notable y súbito aumento o disminución de peso.

• Se notan cambios en su comportamiento como ser más violentos, hostiles y estar deprimidos todo el tiempo.

• Presentan aislamiento y conducta antisocial.

• Piden dinero prestado con gran frecuencia.

• En su área, se pierden constantemente objetos de valor o dinero.

• Ya no respetan las reglas ni cumplen con sus actividades.

• Se escapan del lugar de trabajo a la primera oportunidad.

http://www.mundoejecutivo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s