7 ejercicios para impulsar la motivación

Los líderes pueden ayudar a sus empleados a encontrar un sentido y, para ello, Dave y Wendy Ulrich proponen en su libro The Why of Work cuatro categorías de motivación (percepción, realización, conexión y delegación de poder) distribuidas en dos dimensiones (el foco en el logro y el foco en las relaciones).

El individuo que está más alineado con la percepción no se interesa mucho por los logros externos ni por las relaciones con los demás. Se vuelca más hacia el mundo de las ideas y la experiencia personal. Desde el punto de vista de la abundancia, se trata de una persona más reflexiva y creativa. Pero cuando nos encontramos con un nivel bajo de abundancia, este individuo puede convertirse en un empleado poco apasionado por su trabajo, que cumple con sus obligaciones mínimas y sólo quiere estar en paz, alejado de los demás.

Las personas ligadas a la realización encuentran sentido y propósito en la acción y en la ejecución de las tareas. En la versión abundante de esta categoría, tendremos a un empleado comprometido en la planificación de una estrategia de crecimiento. Pero, en la versión carente de significado, estas personas pueden ser crueles y moverse con la única meta de salir airosas a cualquier precio.

Los empleados más próximos a la categoría conexión valoran más las relaciones con las personas. En contextos de abundancia, surge un buen profesional de la comunicación, o también un empleado que aprecia el trabajo en redes. Ambos crean sentido en la interacción con colegas y clientes. Cuando no hay significado, surge un individuo que depende excesivamente de la atención de los demás.

Las personas que se ubican en la categoría delegación del poder sienten una gran necesidad de vincular su realización profesional con la ayuda a los demás. Desde la perspectiva de la abundancia, encontramos a un buen profesor, un líder religioso o político o un trabajador social. En la versión carente de significado surgen los autoritarios, los déspotas que imponen su voluntad en vez de compartir el poder.

¿Cómo puede usted, como líder, identificar y direccionar estos perfiles para crear un ambiente positivo? Los autores sugieren que traslade estos cuatro propósitos motivadores a su organización, en los siguientes cuatro niveles:

 

1 Conózcase a sí mismo y averigüe en qué perfil encaja.

2 Conozca a sus empleados, identifique sus perfiles.

3 Conozca a su organización, y pregúntese si está más próxima a la percepción, la realización, la conexión o la delegación de poder.

4 Involucre a su empresa en una iniciativa de responsabilidad social.

 

Los autores proponen algunos ejercicios para ayudar al líder a identificar los perfiles, entre ellos:

1 Durante 20 minutos escriba en un papel lo que le venga a la mente, mientras describe cómo sería su vida de aquí a cinco años si sus sueños se realizaran.

2 Durante otros 20 minutos, haga lo mismo pensando en su empresa, en cómo estaría ella de aquí a cinco años si lo mejor ocurriera.

3 Analice lo que escribió y clasifique con la letra P (de percepción) las palabras o expresiones que utilizó para referirse a la creatividad, la imaginación, el equilibrio y la consideración por los demás.

4 Haga lo mismo con la letra R (realización) para las palabras referidas al planteo y logro de objetivos, el aprendizaje con el fin de mejorar, el desarrollo de habilidades, el ejercicio de la capacidad de adaptación como forma de seguir intentando una tarea de gran dificultad, y el reconocimiento por los logros obtenidos.

5 Haga lo mismo con la letra C (conexión) para las palabras que indiquen buenas relaciones con los demás y preocupación por pasar tiempo con la gente, profundizando vínculos y estableciendo cuidados y apoyos recíprocos.

6 Con la letra D (delegación de poder) clasifique las palabras que impliquen resolver problemas, hacer una diferencia, acompañar y capacitar a las personas, verlas alcanzar el éxito, brindar recursos o servicios a los demás, y ganar reconocimiento por una actitud socialmente responsable.

7 Cuente cuántas letras de cada categoría tiene. Puede darles más peso a los items que tengan mucho valor o en los que haya profundizado más. El resultado indicará su perfil y el de su empresa.

 

Una vez que el líder toma conocimiento de aquello que motiva a sus empleados y a la organización en su conjunto, debe articular y armonizar las metas corporativas con esas motivaciones, de modo de buscar la satisfacción de los empleados, los accionistas y los clientes, junto con el cumplimiento de las tareas prioritarias para la organización.

http://www.wobi.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s