Capital privado: financiamiento para empresas con potencial

La asociación de empresas familiares con fondos de capital privado es una fórmula exitosa que acelera el proceso de institucionalización, consolida las fortalezas del negocio y dispone de capital fresco para crecer de manera acelerada en nuevos mercados. Es una forma de financiamiento de bajo costo, que se paga con las futuras utilidades, y que tiene la ventaja adicional de aportar talento, experiencia y mejores prácticas.

En la actualidad, debido a la participación en este mercado de las Afores y a la llegada de nuevos interesados, el mercado muestra un gran crecimiento con operaciones millonarias en diferentes sectores de la economía.

Beneficios

Los fondos de capital privado profesionalizan el negocio y lo dotan de mejores prácticas, como una forma de alcanzar sus metas de largo plazo. Algunos beneficios son: asegurar la sustentabilidad de la empresa en el largo plazo, capitalizar conocimiento y experiencia, y la posibilidad de consolidar el patrimonio de la familia y los accionistas.

A cambio de aportar recursos y experiencia, las alianzas con fondos de capital privado implican algunas restricciones y obligaciones por cuenta de los propietarios y socios. No sólo deben considerar la conveniencia de compartir la dirección del negocio o algunas áreas estratégicas, sino que para atraer y convencer a los posibles inversionistas deben buscar la profesionalización de la gestión, transparentar la información, y sobre todo aceptar el nuevo modelo de hacer las cosas.

Incremento de los fondos

Incremento de la actividad de los fondos de capital privado.

Éste es un modelo de captación atractivo y en auge, que en los últimos años ha ido ganando en variedad y complejidad, por lo que existen opciones en muchos tamaños de negocios, giros industriales y formatos de contratación.

En México es una actividad creciente. De acuerdo a 2011 LAVCA Industry Data, en 24 meses (2010 y 2011) se contabilizaron 45 inversiones y 20 salidas o desinversiones, entre ellas colocaciones de deuda y de capital. En México las operaciones suman alrededor de 0.02% del PIB, mientras que en Brasil representan 0.23% y en países industrializados 1% o más.

Una de las razones para explicar este entusiasmo por los fondos de capital emprendedor es la creciente participación de las Afores, que han invertido una cantidad importante de recursos a través de los Certificados de Capital de Desarrollo e instrumentos estructurados que se negocian en la Bolsa Mexicana de Valores. La regulación actual permite a las Afores destinar hasta 8% de sus recursos a estos instrumentos, y se estima que ese volumen podría rebasar los 8 m il millones de dólares. La Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) tiene alrededor de 43 fondos asociados que administran más de 8 mil millones de dólares e invierten en unas 170 empresas de diferentes giros.

En el mercado mexicano existe la liquidez suficiente para financiar el crecimiento de empresas medianas y con potencial; el momento es particularmente interesante debido a que también inversionistas internacionales están buscando oportunidades fuera de Europa y de economías emergentes pero que ya han madurado en este campo.

En este sentido, México es un país con gran apertura comercial y un importante mercado interno, y resulta altamente atractivo para este tipo de inversiones.

http://www.eluniversal.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s