Las diez virtudes del cliente perfecto

En mi opinión, un buen cliente es aquel que:

  1. Te envía trabajo con frecuencia.
  2. Acepta sin regatear tus tarifas y presupuestos.
  3. No te presiona con los plazos de entrega a menos que realmente sea urgente, y en tal caso comprende y acepta la aplicación de un recargo.
  4. No espera que te quedes trabajando en fin de semana a menos que realmente sea urgente, y en tal caso comprende y acepta la aplicación de un recargo.
  5. No exige descuentos, pero agradece que tengas la deferencia de hacerle alguna rebaja si así lo decides.
  6. Responde amablemente a todas tus preguntas y está dispuesto a ayudarte en todo lo que necesites.
  7. Comprende la importancia que una buena traducción tiene para la imagen de su empresa y te agradece el trabajo bien hecho.
  8. Confía en ti porque aprecia tu valía profesional y tu buen hacer; por eso siempre vuelve y no te sustituye por cualquier otro que cobre menos.
  9. Paga puntualmente.
  10. Se toma la molestia de desearte un buen viaje cuando te vas de vacaciones y tiene la cortesía de mandarte una postal (¡o incluso un pequeño regalo!) por Navidad.

Si un cliente reúne todas estas virtudes, entonces es sencillamente perfecto. Y os preguntaréis: ¿realmente hay clientes así? Bueno, todos sabemos que la perfección absoluta no existe, pero algunos clientes se acercan bastante. A todos ellos, ¡mil gracias!

http://eltraductorenlasombra.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s