Telcel enfrenta ‘guillotina tarifaria’

 Telcel podría recibir un nuevo golpe a sus tarifas de interconexión luego que la Comisión Federal de Competencia determinara que la compañía tiene el dominio de la terminación de llamadas en su red, abriendo las puertas a la aplicación de regulaciones asimétricas.

El Pleno de la CFC votó por decisión unánime ratificar que el gigante de la telefonía celular es dominante en este segmento del mercado, a diferencia de Iusacell y Telefónica, que sí lograron cambiar la opinión del ente antimonopolios con sus recursos de reconsideración.

“La resolución original (dictaminada en noviembre de 2011) no había considerado la disparidad en el poder de negociación de cada agente en la fijación de condiciones de terminación, relacionado con el tamaño de cada red”, explicó la CFC en un comunicado ayer martes.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) cuenta ahora con la facultad para imponer regulaciones asimétricas en materia de tarifas, calidad de servicio y de información para la compañía de Carlos Slim, recordó el ente.

“Esta decisión de dominancia permite que en lugar de que la Cofetel resuelva caso por caso, ya puede decidir qué tarifa puede cobrar Telcel”, explicó Gregorio Tomassi, analista de telecomunicaciones en Santander.

Las tarifas de interconexión de la telefónica cayeron cerca de 70% durante 2011, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinara que las decisiones de la Cofetel sobre tarifas no pueden pararse por la interposición de un amparo.

A raíz de la resolución, Telcel acordó con la mayoría de las telefónicas del país una reducción de esta tarifa, que representa cerca del 65% del precios por minuto, a 39 centavos para 2011 hasta llegar a cerca de los 30 hacia 2014, una baja de 25%.

La compañía registró un alza de 3.1% anual en los ingresos de telefonía celular durante 2011, impulsado por la parte de datos, pero frenada por el recorte de las tarifas, lo que significó una baja en los ingresos por la parte de voz, explicó la compañía en la presentación de sus resultados del cuarto trimestre del año pasado.

Sin embargo, la declaratoria de dominancia abre la puerta a que el ente regulador del sector telecomunicaciones dicte nuevas tarifas en adelante de manera unilateral, dependiendo del modelo de costos que presenten, explicó Gregorio Tomassi.

La nueva tarifa que pueda proponer la Cofetel tampoco se fijará muy por debajo de los niveles en los cuales se encuentran ahora, por lo cual el impacto en sus ingresos por tarifas será limitado.

Pero la resolución aumentará de manera la competitividad en el sector.

Ejecutivos de Telcel no estuvieron disponibles para comentar loe efectos sobre las finanzas de la empresa y las tarifas a sus suscriptores.

Telcel cuenta con cerca del 68% del mercado de telefonía móvil en México, seguido por Telefónica con 21%, mientras que Iusacell y Nextel tienen cerca del 8%.

Esto se traduce en que Telcel recibe un porcentaje mayor de llamadas de otros operadores que quieren conectarse con sus clientes, por lo cual estos deben pagar la tarifa de interconexión.

Al bajar este precio, que se cobra por minuto, las llamadas off-net (entre clientes de diferentes operadores) se vuelven más baratas, y por tanto, más competitivas en relación a Telcel.

“Aunque esto es un arma de doble filo, porque en el caso de Telefónica, por ejemplo, recibirá menos ingresos por parte de la interconexión”, añadió el analista de Santander.

A la regulación asimétrica por parte de las tarifas de enlace se pueden sumar obligaciones específicas en la calidad de servicio que Telcel debe ofrecer a otras compañías, así como el desvelar mayor información, comentó Valeria Romo, analista en telecomunicaciones de Monex.

La declaratoria de la CFC se entiende como una alerta sobre las prácticas de Telcel en el sector, lo cual no se traduce en una sanción como en el caso de la llamada ‘mega multa’ por 1,000 millones de dólares (aún pendiente de resolución) por prácticas monopólicas, aclaró Irene Levy, presidenta de Observatel, una asociación especializada en el sector telecomunicaciones.

“Se prende un foco rojo porque se observa la actividad de una empresa, que tiene tal poder en el mercado, que pudiera incurrir en prácticas absolutas o monopólicas. Son acciones preventivas, tanto la declaratoria de dominancia como la regulación asimétrica”, explicó la experta.

Levy comentó que la resolución del ente antimonopolios tampoco asegura que se lleven a cabo proceso de regulación asimétrica, pues aún quedan recursos que se pueden interponer por vía del amparo.

La experta recordó que en declaratorias de dominancia anteriores, las empresas han argumentado que las revisiones han tardado años, por lo cual ya no aplicaban a su realidad actual. Pero en este caso destacó la rapidez con que se resolvió el recurso de reconsideración.

http://www.cnnexpansion.com/negocios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s