Redes sociales: la otra batalla

Sin saber claramente cuántos votos les generará su actividad en redes sociales, los tres principales aspirantes a la Presidencia han extendido sus estrategias electorales a Twitter, Facebook y YouTube buscando cautivar a algunos de los 11.2 millones de usuarios en México de estas plataformas que se estima son mayores de 18 años.
De las posibilidades que ofrecen las redes, los presidenciables apuestan a dos principalmente: persuadir a los usuarios para que se definan a favor de su proyecto, y dotar de herramientas a los simpatizantes duros para que hagan campaña a favor de ellos o en contra de sus adversarios, aseguran los responsables de redes sociales de los aspirantes en entrevistas por separado.
Sin embargo, hasta el momento han dejado de lado la interacción y el debate. Su esfuerzo se ha concentrado en aumentar audiencia y no en dialogar o socializar, algo propio de una lógica televisiva.
Los recientes
Desde el 1o. de noviembre del 2011 al pasado 10 de febrero su público ha crecido exponencialmente: Josefina Vázquez Mota triplicó a sus seguidores en Twitter y duplicó los de Facebook. Enrique Peña Nieto, quien no tenía cuenta en Twitter hasta antes del 17 de noviembre pasado, ahora es seguido por más de 416 mil personas, y sus fans en Facebook crecieron 35 por ciento. Por su parte, Andrés Manuel López Obrador creció 160 por ciento en Twitter y 44 por ciento en Facebook.
La expectativa de los equipos de los presidenciables es, además, que en las redes sociales fluyan los ataques, las campañas difamatorias y las descalificaciones entre candidatos y sus simpatizantes que, como consecuencia de la más reciente reforma electoral, no podrán darse en medios tradicionales al estar prohibida la contratación de spots y la difamación al contrincante en los espacios que les otorgará el IFE.
Dentro de esta “guerra”, que ya en las elecciones federales del 2009 y en las recientes precampañas corrió por internet, los “bots” o cuentas falsas de Twitter controladas por programas informáticos se convierten en arma para inflar la presencia de los aspirantes o dirigir ataques específicos.
Un mercado de ideas Internet no se convertirá en un mercado digital de ideas 2.0 sino en el lugar en donde se desatarán batallas que, en la estrategia de quienes las echan a andar, buscan llegar a medios tradicionales una vez que exploten en la red, aseguran expertos.
“A nivel de ciudadano, va a ser un cochinero”, afirma Guillermo Perezbolde, vicepresidente de Marketing de la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) y experto en medios digitales.
De la pifia al @ectivismo
Pero el alcance de las redes sociales no sólo estará limitado por el uso que les den los candidatos y sus simpatizantes, sino por el universo de cibernautas en México: sólo el 20 por ciento de los hogares tiene conexión a internet, unos 35 millones de habitantes según el estudio Hábitos de Internet 2011 realizado por el AMIPCI, de los cuales 40 por ciento se encuentran en urbes del Estado de México, el Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León.
En lo que va del proceso electoral (que arrancó formalmente el 7 de octubre), el episodio más significativo de la contienda presidencial en internet fue el derivado del res balón que cometió Enrique Peña Nieto en la Feria del Libro de Guadalajara, al ser incapaz de mencionar tres nombres que hubiesen marcado su vida.
Fue un error de tierra, magnificado en las redes desde el preciso momento en que lo estaba cometiendo.
El episodio, conocido desde entonces bajo el hashtag #LibreriaPeñaNieto, esparció entre los equipos de precampaña una sospecha: probablemente no se ganará la elección del 1o. de julio en las redes sociales, pero sí se puede perder ahí.
Con seguidores Peña Nieto (@EPN) fue el último de los presidenciables en incursionar en Twitter (noviembre del 2011), pero actualmente es quien más seguidores tiene (más de 416 mil), y también quien tiene mayor presencia en Facebook (1 millón 500 mil fans).
Los @CibernautasPRI, encabezados por el ex diputado neoleonés Sergio José Gutiérrez (@sergiojose), se han propuesto identificar y coordinar virtualmente a 700 mil priistas dispuestos a movilizarse en los mundos online y offline alrededor de la candidatura del ex gobernador del Edomex. Los ectivistas (@ ectivismo), por su parte, se han encargado de impulsar a Peña Nieto de tres a cinco veces a la semana a la lista de los Trending Topics en Twitter. Su vocero, Ricardo Pompa, afirma que ya tienen a 6 mil personas activadas.
Del 13 al 20 de febrero, por ejemplo, frases como #ectivismoenlacima, #Soyectivistayexisto y #EPNypormucho se colocaron como lo más popular en Twitter.
‘Josefinamanía’ Josefina Vázquez Mota (@JosefinaVM) ha sido la precandidata más “tuitera” y “facebookera”, aunque su audiencia es menor a la de Peña Nieto. La ex diputada tiene más de 322 mil seguidores en Twitter y 1 millón 36 mil fans en Facebook, y en las últimas semanas, acaso presionada por la contienda interna panista, enviaba entre 7 y 14 tuits al día, y posteaba unos 30 contenidos en su página de Facebook, más que cualquier otro presidenciable.
El equipo de la panista en redes sociales, coordinado por el diputado federal Agustín Torres, ya ha tenido una curva de aprendizaje durante la precampaña: lidió con ataques y “guerra sucia” en plataformas sociales, y también se colgó de un Trending Topic en Twitter para aumentar el daño a un rival político, al darle vuelo a la frase “Vicente Calderón”, pronunciada por Ernesto Cordero en el segundo debate entre aspirantes panistas.
Conquista cibernética
Fue Facebook, sin embargo, la plataforma a la que apostaron durante la precampaña para identificar, conquistar y organizar a sus seguidores.
Torres afirma que en el “ecosistema digital” que han conformado alrededor de su candidatura, también compuesto por un canal de YouTube, dos páginas de internet y algunos blogs, conviven de manera intensa 5 mil fans, fuera de la estructura partidista. La apuesta es incrementar esa base lo más posible antes que inicie el periodo de campaña, etapa en la que se buscará que los ciberfans hagan proselitismo en tierra.
Próximamente, el equipo lanzará en la página http://www.josefinamania.mx/ un concurso para componer el jingle que abrirá la campaña de la ex diputada.
Torres asegura que ellos no difamarán ni atacarán utilizando las plataformas sociales, a pesar de que lo que pudiera pensarse al albergar en el equipo de campaña al publicista español Antonio Sola.
El diputado se queja, incluso, de que son los panistas quienes ya son blanco de una andanada difamatoria por parte de sus adversarios en Twitter y Facebook.
La red de AMLO
Andrés Manuel López Obrador (@lopezobrador_) tuitea poco, cuando lo hace es para resumir lo que hizo en alguno de sus eventos de tierra, y su página de Facebook tiene por lo menos un millón de fans menos que las de sus contrincantes.
Sin embargo, existe una red de tuiteros influyentes organizados en torno a redes virtuales como Regeneración y Radio AMLO que le ayudan a librar las batallas en estas plataformas.
Él se comunica con ellos mediante YouTube principalmente, en donde el aspirante tiene 6 mil 200 suscriptores, por 2 mil de Peña Nieto y 600 de Vázquez Mota.
Cada lunes, el perredista sube un videomensaje en esta plataforma (hospedado en el canal Reneración TV) dirigido a sus “amigos en las redes sociales”, como él los llama, en donde los conmina a organizarse y combatir los mitos alrededor de él, entre otras cosas. Esos mensajes, en los que también aborda algunas de sus propuestas, llegan a ser vistos por hasta por 50 mil personas.
Comunicación orgánica
El coordinador de redes sociales de López Obrador es el periodista Jesús Ramírez Cuevas, pero a di- ferencia de los equipos de Vázquez Mota o Peña Nieto, no existe un esfuerzo partidista jerarquizado que gestione la imagen del perredista en Twitter, Facebook, YouTube o su página de internet.
Los que apoyan a AMLO en las redes se comunican de forma más horizontal y orgánica, y muchos de ellos no pertenecen a ningún partido político. Quizás esto influya en que él sea el único aspirante sobre el cuál no pesan denuncias sobre uso de “bots” en Twitter.
Con simpatizantes La red Radio AMLO (http://portal.radioamlo.org), por ejemplo, se comenzó a construir desde el plantón en Paseo de la Reforma, en el año 2006, y está administrada por voluntarios como Ayocuán Anáhuac y Abril Mora, que no están afiliados a ningún partido.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s