Social Media, la nueva clave de la comunicación corporativa

Actualmente todas las grandes compañías utilizan internet y especialmente las redes sociales para promocionar su imagen y/o sus productos. Sin embargo una gran parte de las pequeñas y medianas empresas todavía no son conscientes de todas las posibilidades que ofrecen o hasta qué punto es necesario que la persona que crea y gestiona sus perfiles en estas redes sepa lo que está haciendo. Para sacar el máximo partido a este canal de comunicación es muy importante contar con un gestor único (o en al menos un asesor) experto en Social Media, lo cual incluye no sólo redes sociales como Facebook o Twitter, sino también otras comunidades o medios complementarios -YouTube, Flickr- así como herramientas para monitorizar los resultados. Estos profesionales también son conocidos como Community Managers (responsables de comunidad).

Así pues, tanto la red social a utilizar para promocionar la empresa como la acción comunicativa o publicitaria a realizar dependerá de los objetivos determinados en el Plan de Comunicación y Marketing diseñado por dicho experto. No se lleva a cabo de la misma manera una campaña destinada a aumentar las visitas de nuestra página web que una con el fin de crear una base de datos para llevar a cabo, por ejemplo, el envío de mailings o newsletters. Es algo que puede parecer obvio pero actualmente es una labor menospreciada incluso olvidada por la mayor parte de pequeños empresarios que, agobiados por las cuentas, desestiman o ni se platean invertir en su propia promoción ya sea online u offline. Luchan por ahorrar costes y no se dan cuenta de que por un reducido presupuesto pueden llegar a obtener grandes resultados, especialmente gracias a estas redes sociales, cuya principal ventaja es que proporcionan una plataforma que permite alcanzar una difusión de masas a la que antes sólo podían aspirar las grandes empresas.

El experto priorizará, según las necesidades y objetivos de la empresa, las acciones a realizar según los recursos con los que ésta cuente, y sin perder de vista su capacidad de controlar y evaluar los resultados obtenidos, algo fundamental para la continua mejora de las estadísticas. Así, crear una cuenta de Twitter o una fanpage en Facebook en la que no se respondan los comentarios de los internautas o en la que la periodicidad de publicación es irregular da una imagen de abandono contraproducente. El gestor de medios sociales se asegurará de que, una vez creado el perfil en la red en cuestión, se continúa con las acciones comunicativas estipuladas en el Plan de Marketing, en el que es preferible que también se refleje esta periodicidad. Nada debe quedar a la improvisación.

No obstante, independientemente de los objetivos concretos que persigamos y las acciones que el gestor decida llevar a cabo, como decíamos las redes sociales nos permiten llegar a un gran número de personas resultando una herramienta muy útil para conseguir una serie de logros:

 Las redes sociales nos permiten interactuar con nuestros actuales clientes: no sólo debemos hacer que se sientan escuchados sino también debemos estar atentos a sus demandas: es una buena forma de detectar nuevas necesidades y nichos de mercado. Además estaremos fidelizando clientes, que perciben esta sinergia (Feedback), y sienten que su opinión es valorada. Las redes sociales son un canal de comunicación más con el valor añadido de que nos permiten esta obtención de información a tiempo real.

 Nos posibilitan darnos a conocer a potenciales clientes: las comunidades permiten reunir a gente con ciertos gustos o intereses por lo que podemos dirigirnos a el segmento de mercado que más nos interese en cada momento. Dependiendo de nuestro grupo objetivo elegiremos tanto la red social como los contenidos a publicar en cada uno de ellos. No sólo nos permiten llegar a clientes, sino también mejorar nuestra imagen corporativa y nuestra reputación online (Social Reputation Online).

 Pueden impulsar nuestra web o blog corporativo: Si en la página de la empresa creamos contenidos relacionados con nuestro sector o nuestros productos y los promocionamos en las redes sociales encauzaremos a esos lectores hacia nosotros. Por ejemplo, en Facebook o Linkedin a través de links en un grupo propio (bajo nuestra creación y gestión) o ajeno (grupos genéricos sobre el tema) o si es a través de Twitter, publicando links con menciones. Siempre que se aporte información interesante y de calidad, se difundirá poco a poco a través de dichas redes, mejorando nuestra imagen y permitiendo captar, de nuevo, nuevos clientes. Las publicaciones deben resultar pertinentes para no caer en el autobombo injustificado, molesto para el lector.

 Optimizar nuestro posicionamiento en buscadores: Es lo que llamamos posicionamiento SEO, del inglés Search Engine Optimization. Al incrementar las visitas de nuestros sites corporativos conseguiremos aparecer en mejor posición en la lista de resultados de las búsquedas que nuestros clientes potenciales realizan a través de buscadores (Google, Yahoo!, Bing!) por encima de las webs de nuestros competidores. Facilitaremos, una vez más, que conozcan nuestra existencia y que entren en nuestra web o blog, permitiendo un contacto directo. Para ello, es imprescindible que nuestro site cuente con un apartado “Contacto” con la dirección, teléfono y correo electrónico (los expertos en Social Media también pueden asesorarnos en este tipo de aspectos para incrementar para la eficiencia de la propia página web).

Por lo tanto, todas estas medidas y acciones se retroalimentan positivamente, reforzando la notoriedad de nuestra imagen de marca, dinamizando nuestras sites corporativas, ampliando nuestra cartera de posibles clientes y, más a largo plazo, nuestras ventas. Para asegurase de ello, el especialista en redes sociales velará además por la reputación online de la empresa en tiempo real, dando una rápida respuesta ante cualquier adversidad como puede ser un comentario con una opinión negativa de un cliente. Los expertos en la materia no recomiendan eliminar este tipo de comentarios, ya que cualquier opinión ofrece un valor añadido a nuestras publicaciones, máxime si la respuesta que damos despeja dudas o solventa problemas.

En definitiva, una correcta gestión y supervisión de las redes sociales es imprescindible para no cometer errores que puedan resultar contraproducentes y velar así por la reputación de la empresa en la red y para optimizar los medios utilizados y los consiguientes resultados obtenidos.

http://www.roastbrief.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s