¿‘Agente libre’? Toma un descanso

No hay muchas categorías laborales que estén creciendo en la economía actual, pero aquí hay una que sí: el número de trabajadores que se hacen llamar ‘agentes libres’. De acuerdo con la agencia de personal temporal Kelly Services, más de cuatro de cada 10 trabajadores se hacen llamar ‘agentes libres’, considerándose libres de ataduras a largo plazo con cualquier empleador. Esto representa un aumento desde el 26% en 2008. La gente revolotea entre las organizaciones y -a menudo- dedica un tiempo considerable a trabajar por sí misma. 

Hay muchas ventajas en ser tu propio jefe. ¿La desventaja? Cada año, en la temporada navideña, los empresarios aprenden (y vuelven a aprender, según sea el caso) que es difícil tomar incluso una o dos semanas de descanso, y mucho menos una ausencia más prolongada, como una licencia de maternidad o un año sabático.

Mientras las empresas proporcionan vacaciones pagadas como un beneficio, como James Sutton, un psicólogo independiente de Pleasanton, Texas dice, “el trabajador auto-empleado paga por su ‘diversión’ dos veces: por el costo del tiempo libre y la pérdida de los ingresos por no trabajar”.

Es tentador simplemente seguir trabajando. Pero eso es contraproducente. Sutton afirma que “algunas de mis mejores ideas y enfoques de mercadotecnia llegaron cuando mi mente se había refrescado y estaba ‘inactiva'”, y muchos otros agentes libres afirman lo mismo. Aquí están algunas estrategias para tomar tiempo de descanso, por parte de propietarios de negocios que lo han logrado:

Planea con anticipación. Con mucha anticipación.

Calcula tus planes de viaje para 2012 a finales de 2011. Conocer tus fechas de vacaciones con al menos unos cuantos meses de anticipación te permite construir esa falta de disponibilidad en las propuestas para tus clientes y planear tu estrategia en consecuencia. Tim Parkin, presidente de Parkin Web Development en Orlando, Florida, dice: “Los viajes de última hora hacen que sea difícil prepararse adecuadamente y dar aviso a tus clientes. Es injusto para ambas partes”.

Saber tu calendario con anticipación también te permite preparate para algunos días duros antes y después, y organizar los horarios de los empleados con eso en mente. Parkin señala que los clientes que se enteran de tus planes de vacaciones podrían tener solicitudes inmediatas (“¿Podrías hacer X Y o Z antes de irte?”), por lo cual es mejor avisar con mucha anticipación.

Observa el ciclo de tu negocio

Si tienes un negocio minorista, olvídate de comenzar las vacaciones de Navidad antes de Navidad. Mark Aselstine, quien es co-propietario de un club de vinos llamado Uncorked Ventures junto con su cuñado, señala que “el 50% de nuestras ventas suelen producirse entre Acción de Gracias y Navidad”. El 2010 fue su primer año en el negocio “y no teníamos un verdadero plan y terminamos, francamente, fallando en ver a la familia, o en conseguir que los pedidos de los clientes fueran entregados de manera oportuna”.

Este año, el resto de la familia iniciará su descanso de Navidad sin ellos, y Aselstine y su cuñado iniciarán sus vacaciones la noche del 23. Para ese momento, ya es demasiado tarde para hacer que el vino sea entregado antes del 25, y enero es un mes lento para el vino, así que no tendrán que apresurarse en regresar.

Consigue ayuda

Meghan Ely, dueña de OFD Consulting, una empresa de mercadotecnia para bodas con sede en Virginia, tomó un viaje de ocho días a Irlanda en septiembre pasado con su esposo. “Antes de salir, entrené a uno de los miembros de mi personal para enseñarle esencialmente cómo “ser yo”, dice, para que respondiera mensajes de correo electrónico y realizará los primeros pasos con prospectos de clientes y tareas similares.

¿No tienes personal? Los médicos cubren los tunos de los demás en vacaciones, y si tienes a un colega que admires y en quien confíes, podrías tratar de referirle trabajo durante tu tiempo libre, especialmente si vas a tomar una larga ausencia. También puedes pedir a un amigo o familiar de confianza que consulte tu correo electrónico y correo de voz, y llame a tu hotel si algo desastroso sucede.

Considera descansos más cortos y más frecuentes

Guarav Sharma, quien ahora dirige el emprendimiento RightBuy.com, solía dirigir una empresa de consultoría web. “Me tomé una semana libre el año pasado y aunque lo planeé bien, algunos clientes estaban frustrados”, dice, y no se convirtieron en clientes habituales. Ahora se restringe a los fines de semana largos o puentes.

Otros logran descansar una semana al pensar más allá de las categorías del calendario habitual. Tim Pacileo, propietario de TheBoardRoomAdvisors, una empresa de mercadotecnia, a menudo toma sus vacaciones, por ejemplo, de miércoles a miércoles. Si los clientes piensan en un ciclo semanal, esto te permite nunca saltar una semana. “Es más fácil para mis clientes y no afecta tanto a mi fuente de ingresos”, dice.

Programa ‘tiempos de trabajo’ cortos en tus vacaciones

Brad Friedman, un abogado que ahora trabaja en mercadotecnia en redes sociales, dice: “Mi personalidad impaciente no me permitía estar completamente ausente durante una semana entera”. Así que lo que él hizo fue “fijar un calendario antes de salir de la ciudad. Ese horario me da algo de tiempo cada día o cada dos días para consultar el correo electrónico y mensajes telefónicos. Trato de limitar este ‘tiempo de trabajo’ a no más de una hora al día. Francamente, este consejo me ayuda a relajarme en las vacaciones mucho más que si tratara de separarme totalmente del trabajo durante toda una semana”.

Pero incluso teniendo en mente todo esto, los felices propietarios de negocios dicen que a veces simplemente hay que hacerlo. Tomar tiempo libre es un riesgo, pero también lo es dirigir una empresa en general. Paige Arnof-Fenn, fundadora de la firma de consultoría y mercadotecnia Mavens and Moguls, tomó un mes de descanso por su cumpleaños número 40, permaneciendo en una casa rústica en el extranjero que no tenía acceso a Internet o recepción para teléfono celular. Ella le avisó a todo el mundo con meses de anticipación, y luego simplemente se fue. Le gustó tanto la experiencia que ella y su esposo tomarán otro mes de descanso para ir a Australia y Nueva Zelanda en 2012.

“No es un cumpleaños muy importante para ninguno de los dos, pero es sólo una manera de celebrar nuestras vidas”, dice. Ella y su marido han perdido a varios familiares en los últimos años, y la lección que están aprendiendo de ello es: “No esperes a tener una excusa para tomar tiempo libre”, incluso si eso conlleva algo de esfuerzo para recuperarte cuando regreses.

http://www.cnnexpansion.com/emprendedores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s