Competitividad, deber del Estado

El Senado aprobó una reforma constitucional, con la cual el Estado mexicano estará obligado a generar condiciones de competitividad en los sistemas tributario, educativo, de ciencia, innovación, tecnología, energía, telecomunicaciones y campo laboral.

Por 87 votos en favor y dos en contra, el pleno del Senado avaló ayer en su última sesión del 2011 la reforma al Artículo 26 de la Constitución, con lo que se busca que México avance en la medición del Foro Económico Mundial, que en el 2011 ubicó a nuestro país en el lugar 58.

También se pretende que México avance en su posición dentro del índice “Doing Business” del Banco Mundial, donde ya se recuperó el año pasado, al pasar del lugar 47 al 38.

En la sesión de ayer, el único orador sobre esta reforma fue el senador Guillermo Tamborrel (PAN), quien aseguró que esa reforma deberá “generar y atraer, y lo que me parece muy importante es retener o conservar inversiones”.

Consideró que con ese cambio constitucional, se sabrá que es posible elevar la competitividad del país.

El dictamen establece que corresponderá al Estado mexicano generar competitividad en el desarrollo del país. “La competitividad se entenderá como el conjunto de condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico, promoviendo la inversión y la generación de empleo”, se especifica.

También se ordena que se promueva la competitividad e implementación de una política nacional para el desarrollo industrial que incluya vertientes sectoriales y regionales.

Vínculo industrial

Los legisladores consideraron necesario vincular la competitividad con la política industrial, porque “permitiría contar con instrumentos de política pública que actualmente son insuficientes en el país, como son un programa de competitividad y una política industrial que otorgue certidumbre a los actores del crecimiento económico y que garanticen la atención prioritaria de impulso y fomento que el Estado debe darles”.

El propio dictamen recuerda que México se ubicó este año en el lugar 81 en el Índice Global de Innovación, por debajo de países como Estonia, Argentina, España y Sudáfrica, y en América Latina Brasil se ubicó en el sitio 47.

“Esto nos demuestra que es imperativo crear un rubro de la política sectorial destinado a fomentar la innovación e investigación tecnológica y científica pues, de otra manera, el resto de las economías que están haciendo esfuerzos destacados en este ámbito seguirán siendo un polo de atracción económico más fuerte que nuestro país”, destaca.

http://eleconomista.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s