Quiero una chamba mejor

Agosto 23, 2011, El Financiero. Al 56% de los mexicanos no les gusta su empleo (…) indica una encuesta realizada por Trabajando.com. 31% dijo que porque gana poco, 8% porque no le gusta lo que hace y 5% admitió tener una mala relación con su jefe. (…) La directora de Trabajando.com expuso que la rotación laboral es mayor que antes.
Pablo: Por un lado, los trabajos son cada vez más fáciles y más cómodos, y les dedicamos cada vez menos. Según Robert Fogel (premio Nobel de economía), en 1880 los hombres que eran jefes de familia en EEUU dedicaban un promedio de 8.5 horas diarias al trabajo. En 1995 dedicaban solo 4.7 horas (el tiempo dedicado al ocio pasó de 1.8 a 5.8 horas diarias). No solo trabajamos menos que nuestros ancestros. También nuestros trabajos son menos demandantes físicamente. La mayor parte no involucra grandes esfuerzos físicos como antes.

Por otro lado, cada vez tenemos acceso a más información sobre cuánto ganan otras personas en otros trabajos, y tenemos un mejor conocimiento del mercado laboral. Gracias a un transporte cada vez más más barato, nuestro mercado laboral es más amplio. Las encuestas de empleo del INEGI ponen al alcance de cualquier internauta curioso los salarios promedio para distintas ocupaciones a lo largo y ancho del país. Cualquier persona puede ir a monster.com para ver qué chambas disponibles tiene cerca. Si quiere ver qué plazas hay en el gobierno federal puede ir a trabajaen.gob.mx. Y finalmente cualquiera puede “postear” en facebook que está “disponible”, por si alguien sabe de algún trabajo. Todo eso no estaba al alcance de nuestros padres ni de nuestros abuelos.

Los trabajos son más fáciles y eso debería reflejarse en menos quejas y una menor rotación laboral. Pero a la vez hay más información que nos hace ver otras opciones, desear otras chambas y querer cambiarnos. Nuestros papás y abuelos no tenían tanta información para querer y poder cambiarse de trabajo.

Armando: Cada vez es menos frecuente la historia de alguien que se quedó en su primer trabajo hasta jubilarse. Según cifras oficiales de Estados Unidos de 1978 a 2008, las personas tuvieron en promedio 11 empleos de los 18 a los 44 años. Con tanta rotación, es cada vez más frecuente oir las historias de empresas que hacen lo imposible para que las personas disfruten más su empleo. Abundan las listas de mejores empresas donde trabajar. Aunque suelen ser de las que mejor pagan, no basta pagar bien para ser de las mejor consideradas.

Por ejemplo, para aprovechar el talento de las personas más capaces, además de lograr que no se las pirateen de otras empresas, hay que darles el ambiente propicio para que florezca su talento. Quizá el caso de Google es el más conocido por el tema de las áreas comunes con juegos y helado, y también por el ambiente informal y relajado. Google permite a sus empleados dedicar 20% de su tiempo a proyectos que les interesen personalmente. Le llaman “Tiempo Libre para la Innovacion”. Al parecer de ese “tiempo libre” han salido ideas muy rentables para la empresa.

Cuando se trata de chambas donde no hay tanto espacio para a creatividad, me parece que muchas empresas buscan motivar a sus empleados con un sentido de pertenencia y propósito. Un día me tocó ir a una celebración del 50 aniversario de WalMart donde pasaron un video con la historia de la empresa y demás. Los empleados de las diferentes marcas del grupo se la pasaron cantando himnos, porras y rituales de equipo que me pareció que reflejaban una unidad bastante genuina y muy impresionante. Cuando vas a esas tiendas los empleados son muy amables, lo que puede indicar que están a gusto.

Pablo: Las empresas recurren cada vez con mayor frecuencia a expertos como Great Place to Work para volverse mejores lugares para los trabajadores–sin sacrificar utilidades. Las mejoras pueden ir desde tener un buzón de quejas anónimas hasta mecanismos más sofisticados. Mi ejemplo favorito es zappos.com.

Zappos.com es una empresa de ventas por internet que busca tener un servicio a clientes de primera. Para ello necesita empleados comprometidos con ese principio. A los candidatos preseleccionados para ocupar una plaza, la empresa les hace una oferta tipo catafixia. Pueden escoger entre quedarse a trabajar, o bien irse a su casa con 2,000 dólares en el bolsillo sin compromiso, como si nada hubiera pasado.

¿Quiénes toman la lana y se van? Los que no están seguros de que es un buen trabajo para ellos y que probablemente lo dejarían en unos cuantos meses, sino es que semanas. ¿Quiénes se quedan? Los que ven para sí un futuro claro y estable en la empresa.

Zappos.com invierte 2,000 dólares por candidato desertor para distinguir a quienes le sirven. Y le conviene porque es costoso capacitar a trabajadores nuevos a cada rato por la alta rotación. Con el filtro de los 2,000 dólares evita estar capacite y capacite. La empresa, los trabajadores y hasta los no-trabajadores están más contentos. Los clientes también.

Armando: A mí lo que me gusta mucho del caso de Zappos es que cambió radicalmente el enfoque del entrenamiento a sus empleados. Es muy común es que las personas que te atienden en línea o por teléfono tengan enfrente una computadora con un guión de qué decir en cada situación posible de pregunta o reclamo. No están entrenados para pensar ni para resolver tu problema sino para procesarte de acuerdo a un manual.

Por eso no importa qué tanto te irrites ni qué tanto les repitas que no te están entendiendo, te vuelven a repetir la política de la empresa. No se pueden salir del guión. También suelen tener un límite de tiempo para procesar cada cliente. Esto no puede ser nada satisfactorio como empleado.

Zappos ha logrado incrementar sus ventas y la satisfacción de sus clientes dándole más autonomía y recursos a sus empleados para resolver problemas. El entrenamiento y el trabajo de los que atienden en línea y por teléfono no incluye un manual de servicio al cliente. Por sencilla o repetitiva que sea una labor, siempre hay espacio para la contribución personal y creativa que puede dar mejores resultados y mayor satisfacción personal de haber hecho bien un trabajo.

www.eluniversal.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s